A la hora de emprender un viaje en auto con los más chicos, hay que prepararse de antemano. En primer lugar, para viajar con seguridad, pero también para que estén cómodos y entretenidos. A continuación, te pasamos los tips clave para que el viaje sea seguro y placentero para toda la familia.

Seguridad para viajar con niños

Si se trata de bebés menores de un año, vas a necesitar el típico “huevito”. Lo ponés en el asiento trasero, detrás del acompañante, mirando hacia atrás.

Entre uno y cuatro años, se recomienda que tengan una sillita que tiene que tener el cinturón ajustado. En esta etapa ya miran hacia adelante.

Tené en cuenta que hay asientos infantiles más seguros que otros. Informarse es fundamental para no terminar comprando algo que después no nos sirva. Por ejemplo, si el auto viene preparado para asientos Isofix, te conviene comprar un asiento que lo tenga.

¿Qué es el sistema Isofix?

Es un estándar para sujetar las sillas de seguridad en los autos. Tiene tres puntos de anclaje: dos de sujeción rígidos, que están atornillados o soldados en la carrocería entre el respaldo y el asiento, que sostienen la silla en los extremos de la base. De esta manera, la silla queda sujeta con fijaciones en vez de usar el cinturón de seguridad. El tercer punto de anclaje anti rotación (Top Teher) está en la parte de arriba – si está abajo, es una pata de apoyo. Funciona mediante un cinturón de seguridad que sujeta la silla al asiento, y la pata de apoyo se usa estirándola hasta el suelo.

La ventaja que tiene es que puede reducir las lesiones de los más chicos en caso de un accidente. Y como no usa el cinturón del auto, se reduce el riesgo de que la silla esté mal puesta. 

Tené en cuenta que estas sillas no se pueden usar en autos que no tengan el Top Teher, porque se reduce mucho la seguridad y se pueden volcar. Antes de comprar una, asegurate de que tu auto sea apto para este sistema.

Después de los cuatro años y hasta los seis como máximo, se usa también una sillita “booster”, con respaldo más alto. Por supuesto, siempre con cinturón de seguridad. Todavía no pueden viajar adelante. 

¿En qué momento se hace el paso al tipo de asiento llamado “booster”?

La mayoría de los chicos necesitan viajar en una silla booster desde los 4 años y hasta por lo menos los 8-10 años.

¿Cómo saber si es hora de pasarse a la sillita booster? Es simple: hay que responder un cuestionario de cinco pasos.

1- ¿Se sienta completamente contra el respaldo del asiento del auto?

2- ¿Dobla las rodillas con comodidad en el borde del asiento?

3- ¿Cruza el tirante de hombros entre el cuello y el brazo?

4- ¿El cinturón de cadera está lo más bajo posible, tocando la parte superior de las piernas?

5- ¿Puede mantenerse así durante todo el viaje con comodidad?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es “no”, necesitás un booster para que los cinturones de la cadera y el hombro se ajusten bien y le den una mejor protección en caso de un choque. Además, va a tener más comodidad. 

Los boosters dan una protección mucho mayor que los cinturones de seguridad para los chicos. Los asientos y cinturones del auto están pensados para adultos. La ventaja que da el booster es que tiene el cinturón de cadera a la altura de la parte alta de los muslos, y el tirante del hombro centrado entre hombro y pecho.

Más allá de la edad, la parte de atrás del auto es la más segura. Lo ideal es que viajen atrás hasta los 15 años como mínimo. 

Otros tips para tener en cuenta

-Nunca dejar a los chicos solos en el auto, aunque sea por unos minutos.

-Es útil tener traba de puertas centralizada para evitar que los chicos abran las puertas sin querer. En cuanto estén todos en sus posiciones en el auto, trabá las puertas por seguridad. 

-Lo ideal es no tener cosas sueltas en el auto. Guardalas en la guantera o a tus pies en el asiento delantero. Tampoco es recomendable tener nada pesado ni suelto en la parte trasera del auto.

-Los chicos suelen tener mareos y náuseas en el auto: para esto evitá que usen dispositivos electrónicos. Pueden cerrar los ojos o tomar algún medicamento anti mareos. 

-También es recomendable mantenerlos entretenidos con charlas: pueden jugar juegos, contar cuentos, hablar sobre el paisaje que rodea el camino que están haciendo o lo que van a hacer, hacer rimas, etc. La idea es que se mantengan entretenidos y contentos.

¿Te sirvieron estos consejos? ¿Se te ocurren otros? Te recomendamos seguir leyendo estos tips de seguridad al volante.

Recordá que si querés viajar seguro, necesitás la mejor cobertura. Cotizá tu seguro en https://iunigo.com.ar/