Matafuegos para autos y sus distintos tipos.

Existen distintos tipos de matafuegos para autos. Es importante que todos los conductores tengan conocimiento de cuáles existen y de cómo usarlo, dependiendo la situación. 

Los matafuegos (o extintores) son la primera línea de defensa contra los incendios. Disponer de un extintor en el auto es clave para estar prevenido ante una emergencia. Por eso es importante conocer cuáles son las opciones más seguras para cada vehículo y situación, porque hay distintos modelos con diferentes funciones, y cada uno sólo puede ser utilizado para lo que se describe en la etiqueta. 

Según la ley de circulación todos los autos deben circular con un matafuego de polvo ABC de 1kg. Este tipo de extintor tiene que ser portátil y puede atacar todo tipo de incendios, ya sea en materiales sólidos, líquidos o combustibles (como el tanque de nafta o gasoil). El matafuego del auto no es conductor de electricidad. 

El matafuego ABC es aquel que sirve para varias situaciones, permitiendo apagar incendios producidos por sólidos (extintor A) es decir materiales combustibles ordinarios como papel, madera, tela, goma y la mayoría de los plásticos, por líquidos (extintor B)  Inflamables o combustibles y gases, como por ejemplo nafta, kerosen, gasoil o grasa, y los eléctricos (extintor c) como por ejemplo los electrodomésticos, cables o interruptores automáticos que podemos tener en nuestra casa.  

Existen 7 puntos importantes sobre el matafuego que se deben considerar para viajar tranquilo: 

1- El matafuego debe contar con sello de certificación IRAM. Si el extintor tiene más de un año de antigüedad, el mismo debe haber sido controlado por un organismo autorizado.

2- La aguja del manómetro nos indica claramente si la presión interna es la necesaria. Si la aguja está en la zona verde (negra en algunos matafuegos) la presión es correcta, si está en zona amarilla está en situación de riesgo, y si está en zona roja es un indicativo de que ese matafuego no está en condiciones de operar.

3- Todo matafuego tiene una duración de un año. Es un deber realizar todos los años la prueba de funcionabilidad.

4- El matafuego debe estar en un lugar de fácil acceso para el conductor del vehículo. En general, se aconseja colocar el mismo en los costados o debajo del asiento del acompañante, buscando que esté sujeto. 

5- Hay distintos modelos de válvulas y palancas de disparo de un matafuego. Algunos equipos cuentan con una traba de alambre, que debe ser retirada jalando del ojal. Otros, tienen un sistema con un precinto de papel engomado que se rompe fácilmente para habilitar la palanca de disparo.

6- Al momento de usarlo, es importante ubicarse a una distancia de aproximadamente 2 metros del fuego y realizar disparos cortos, observando la evolución del fuego entre disparo y disparo. Siempre se debe buscar pararse en dirección favorable al viento. La descarga total de un matafuego de 1 Kg dura aproximadamente entre 6 y 8 segundos, por lo que debe ser bien administrada en una emergencia.

7- Una vez utilizado el matafuego, se despresuriza, y por más que no se haya utilizado de manera completa, este ya no sirve para un uso futuro. 

Por eso recordá que, si conducís un auto, tenés que llevar un matafuego ABC. El mismo debe tener el sello IRAM y haber sido recargado al año de su primera carga. La vida útil entre recargas y usos es de aproximadamente 20 años. El uso del mismo puede evitar siniestros mayores.

Deja un comentario