Recomendaciones para el cambio de aceite y filtro de un auto.

Los filtros del vehículo (cambio de aceite y filtro) son elementos de vital importancia, y por eso es sumamente importante realizar la revisión con frecuencia para comprender si necesita un cambio. Mantener estos filtros en excelente estado colaborarán con el buen andar del automotor. 

Cambio aceite y filtro: esta revisión debe hacerse con una periodicidad que asegure el funcionamiento básico y debido, porque tanto el cambio de aceite como el filtro de aceite son los encargados de evitar que lleguen impurezas al motor, y que a futuro lo estropeen. 

Precio del cambio de aceite y filtro: este trabajo es económico y el resultado de hacer el cambio a tiempo ayudará a que el vehículo conserve un estado óptimo. Además, suelen haber promociones para el cambio de aceite y filtro.

Ahora bien, para entender qué es cada uno y para qué ayudan, te contaremos que el filtro de aceite (o también conocido como el de combustible) es el que se encuentra ubicado entre el depósito de combustible y las rampas de inyección alojadas en el motor. Su tarea es retener las impurezas derivadas de los combustibles, para que no interfieran en el flujo del combustible.

Si este filtro de aceite no fue modificado a tiempo, el automotor puede presentar pérdida de aceite, así como también un consumo excesivo de combustible. Por eso, es recomendable que el filtro de aceite se cambie cada 60.000 kilómetros y, antes de llegar a ese número, hacer revisiones desde que se cumplen los 30.000 kilómetros en adelante. Hoy en día, los autos están preparados para tener un andar más largo, no obstante es aconsejable que se revise el cambio de aceite y filtro para prevenir daños prematuros que puedan generar humedad. 

Por el lado del cambio del filtro de aire, debe sustituirse al igual que el del aceite para que no ocurran algunos de estos síntomas: falta de potencia al acelerar el vehículo, notar humos de escape opacos y oscuros. 

En este caso, al igual que el cambio del aceite, se recomienda realizar a los 60.000 kilómetros. No obstante, para garantizar el buen funcionamiento de este filtro se sugiere a los 30.000 kilómetros hacer un cambio o al menos realizar una revisión en detalle que permita ver el estado real.  

Finalmente, habiendo comprendido la importancia de realizar el cambio de aceite y filtro para conservar el buen andar de nuestro vehículo, la pregunta final a saber es el costo que tiene este cambio y la existencia de promociones para hacerlo. 

Para mantener una referencia del precio, a modo contemplativo dado que este valor dependerá de muchos factores, podemos decir que la mayoría de las marcas ofrecen un service automotor básico (que incluye el cambio de aceite y filtro), que oscila entre $4.500 y $5.500 pesos. 

Por otro lado, existen talleres no oficiales que realizan cambios de aceite y filtro y realizan promociones comenzando el costo en estos lugares en los $1200 aproximadamente, e irá variando según el producto que utilicen. 

Si sos de los que prefiere aprender el paso a paso y realizar esta revisión y cambio vos, será fácil. Solo necesitás algunas herramientas y seguir este paso a paso: 

Herramientas necesarias para el cambio de filtro de aceite

  • Gato hidráulico o elevador: te servirá para elevar el vehículo y así acceder al cárter del aceite, que está localizado bajo el motor.
  • Recipiente para aceite: abrí el capó de tu vehículo y buscá el recipiente que aloja el aceite. Antes de cambiarlo, levantá la vara para revisar si es necesario el cambio. 
  • Embudo: será necesario para que hagas el cambio de manera prolija y puedas rellenar con el aceite sin realizar salpicones. El tipo de aceite que vayas a usar dependerá de tu auto, el modelo, y /o del consejo que hayas recibido a la hora de comprarlo. 
  • Kit de llaves: para poder manipular el tapón de vaciado del aceite, los filtros o cualquier elemento que tengamos que quitar para acceder a ellos.
  • Elementos quitafiltros: imprescindibles para filtros que van a rosca.
  • Guantes: para proteger las manos del aceite y de toda la suciedad.
  • Trapos a mano: en caso de que algo se derrame. 

Antes de comenzar con el cambio, asegurate que el vehículo haya estado apagado durante un tiempo adecuado para que no esté el motor caliente. Es indispensable que el vehículo se encuentre frío, y estacionado en un lugar llano.

Deja un comentario